¿Por qué McDonald’s se fue de Bolivia?

En 2002 saltó la noticia de que McDonald’s cerraba sus ocho restaurantes en Bolivia porque no eran rentables. He estado dos veces en Bolivia y cuando me enteré de ello mi primera reacción fue “tiene lógica”.

Credit: Flickr de Los viajes del cangrejo.

Pensé en Bolivia, sus casitas de adobe y chapa, el polvo de sus calles, el ritmo de vida pausado por la altura y su lucha por mantener sus raíces. Su 60% de población indígena luciendo orgullosa la vestimenta tradicional. Su esfuerzo por sobreponerse al duro clima andino.

Me pareció que McDonald’s no cuadraba para nada en ese país. Su estilo globalizado. Su comida rápida, elegida y servida en pocos minutos. Sus locales diáfanos y minimalistas que cada semana cambian las promociones…

Eso mismo es lo que plantean en el documental ¿Por qué quebró McDonald’s en Bolivia?, estrenado en diciembre de 2011.

El país más pobre de Sudamérica derrotando a una empresa gigantesca. Cultura milenaria, empanadas salteñas, muy idílico todo… pero también muy parcial.

¿O es que solo ha quebrado McDonald’s? ¿Por qué continúa habiendo Burger King o Subway?

Burger King y Subway en La Paz, Bolivia.
Credit: Radio Fides

Lo cierto es que en 2002 McDonald’s no solo abandonó Bolivia. Cerró 175 establecimientos en 10 países porque atravesaba una crisis y dichos locales no alcanzaban sus expectativas de negocio.

En Internet he encontrado referencias al alto precio que tenía McDonald’s en Bolivia. El menú más barato costaba 25 pesos (unos 2,5 euros), frente a los 10 pesos que cuesta un almuerzo normal y dada la pobreza del país.

También he leído que sus sabores no lograron adaptarse al espectro boliviano. Mencionan además la escasa promoción que hizo la empresa. Y añaden que en estas tres posiciones les ganó Burger King, porque se abastecen de productos nacionales en lugar de importar todo, lo cual afecta al sabor y al precio. Hicieron mejores promociones y además acapararon los clientes que McDonald’s dejó.

Hice amistad con un grupo de bolivianos cuando estuve allí. Éramos adolescentes, ellos y yo. Estudiaban en un colegio bilingüe, escuchaban los grupos que salen en MTV y les encantaban las marcas de ropa estadounidenses. Cené con algunos en una pizzería en La Paz y fuimos a comer al Hard Rock Café. Recuerdo que una vez se quejaron de que ya no existiera McDonald’s.

Sigo pensando que quizá la esencia de Bolivia no encaja con el modelo McDonald’s, pero creo que lo ocurrido da para mucho más que un juego de buenos y malos. Nos limitamos si pensamos que dicho país (o cualquier otro) solo tiene una cara.

About these ads
Esta entrada fue publicada en comida rápida, cultura alimentaria y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s